Tú, en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu aposento y, después de cerrar la puerta, ora a tu padre, que está en lo secreto, y tu padre que ve en lo secreto, te recompensará.

martes, 12 de mayo de 2009

Vivir el momento Presente

Vivir el momento presente en Paz y Libertad

Jacques Philipe (Notas de su charla/conferencia 7 de Mayo 2009 YMCA)

Tenemos que pedirle a Dios que construya en nosotros una Paz profunda, conviene vivir el instante presente, en la confianza en la sencillez, y con realismo; lo único que nos pertenece es el momento presente. Aceptar la pobreza de solo tener este instante es fuente de una gran Paz.

Vivir en el instante presente es vivir en Dios, cuanto más vivimos en el momento presente, más estamos con El. Si estamos en el momento presente en la oración, estamos en contacto con Dios.Dios está en el presente, Dios es el Dios de hoy, cuanto más vivimos en el momento presente, más recibimos la Gracia que necesitamos para vivir.

Muchas veces pretendemos aprovisionarnos de la Gracia de Dios para poder estar fuertes y vivir bien, si aceptamos esa pobreza de solo estar en este momento , Dios nos da lo que necesitamos; ni más ni menos. Tal como en la historia del pueblo de Dios en el desierto recibían el “maná” (pan del cielo) todos los días pero no lo podían guardar.
No se puede hacer reservas de la Gracia de Dios; todos los días Dios me da lo necesario, me sostiene; recibir pan fresco cada mañana es mucho mejor . Si mañana me ocurren cosas muy difíciles de vivir, El me va a dar la Gracia que necesito para vivirlas. El no deja que nos falte nada, siempre nos va a dar lo que necesitamos, si vivimos en confianza.

La espiritualidad del momento presente, es muy liberadora porque no somos prisioneros del pasado; Si hoy El me da todo su Amor y toda su Gracia sin importar nuestros méritos, nos los da en función de la confianza que tenemos en El.
Tenemos una tendencia a llevar cuenta de nuestros méritos, no es en función de nuestros méritos que nos da su Gracia, sino en función de nuestra Fe y la Confianza que tenemos en El.Como dijo San Pablo, “ ….olvidando el camino recorrido, sigo mi camino….”, no puedo basarme en lo que he adquirido. San Antonio cuando tenía 100 años decía “ no empecé todavía a convertirme”.Si yo hoy me decido a amar a Dios, a tener confianza en El, Dios me va a da su Gracia.

La vida espiritual siempre es empezar de cero; yo Hoy decido amar a Dios, tener confianza, seguir a Dios.Nunca tenemos derecho a desalentarnos; Dios puede darme en un instante lo que no pude conseguir en toda una vida, si tengo confianza en El; como el buen ladrón……..La Gracia de Dios es la que me da Hoy porque abro mi corazón, El no mide su Gracia mirando mi pasado; la apertura de mi corazón y mi confianza en El es lo que cuenta. Creé y vive en función de esto y El se manifestará en ti como una realidad.

Hay muchos escritos importantes sobre los escalones o etapas de la vida espiritual; en la escalera espiritual hay un solo escalón el que voy a dar Hoy, no hay otro.
Hoy debemos avanzar a partir de cero, con confianza total, si tengo esa confianza total, El me va a dar Toda su Gracia.Esa aptitud que me da, es especialmente importante en momentos de prueba, de dolor, si consideramos solo el día de Hoy vamos a encontrar la fuerza. Vivamos solamente lo que tenemos que vivir Hoy, es importante desde un punto de vista psicológico y espiritual.

¿Cómo hacer para vivir en el momento presente?

Hay 2 cosas que evitar: lamentarse del pasado, o hacer proyecciones estériles(inquietarse) sobre el futuro.

El Pasado : Mirar el pasado no es malo, la buena manera de mirarlo es dar gracias por lo vivido, o para ver que hay angustias que vienen del pasado, cosas que causan dolor ; hay que volver a mirarlas, para poder perdonar, para poder salir de esa angustia y vivir libremente.
Cuando no estamos en Paz con algo de nuestro pasado, hay que dejarlo volver para confiarlo a Dios y que El pueda sanarlo.

No es bueno vivir rumiando el pasado, lamentando lo que deberíamos haber hecho, aún de mis pecados Dios puede sacar un bien. No relevemos nuestro pasado rumiándolo porque eso nos da tristeza y no nos permite vivir libremente.

Cuando tenga miradas negativas sobre mi pasado , puedo tener Fe que Dios lo va a arreglar y me va a permitir sanarlo, poco a poco vamos a poder ir viéndolo como una historia santa, un momento en que Dios estuvo presente y me fue conduciendo hacia El.Si tenemos Fe va a llegar un día en que vamos a poder terminar la vida con alegría; como Santa Teresita que a pesar de las enfermedades y dolores que sufrió al final de su vida, terminó su vida diciendo “ Todo es Gracia”

El futuro: Hay que preparar el futuro, hay que prepararlo con tiempo, ser previsores, pero en un clima de confianza y en Paz. Cuanta más confianza tengamos en el Padre del cielo, más sentiremos la providencia divina.
A cada día le basta su propio afán, no le agreguemos remordimientos del pasado o miedos con respecto al futuro; solo tenemos un día, el de Hoy, el de mañana todavía no llegó.
En las parroquias en Italia, en muchas sacristías, hay un cartel que dice “Celebra esta Misa, como si fuera la primera Misa, como si fuera la última Misa, como si fuera la única Misa”. Tenemos que vivir cada día como si fuera el primero, el último, el único. Esla sabiduría de la tradición monástica que es muy liberadora.

Dios no te pide que hagas el bien 50 años, te pide que hagas el bien Hoy. Demos todo el amor a nuestros hermanos este día. Si nos esforzamos para vivir cada día tal como se nos presenta, tratando de darle a cada momento la atención que se merece, nos daríamos cuenta que tenemos más Paz, más Amor, más Felicidad en cada día; es un don que podemos pedir a Dios y nos puede dar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.